La tradición de las 12 uvas en España | Costa de Valencia, escuela de español

Redes sociales

Banderas

Inicio

La tradición de las 12 uvas en España

La tradición de las 12 uvas en España

Visitando cualquier supermercado español en estas fechas, habrás notado que muchos de sus stands promocionan una fruta en concreto: las uvas.

Y no, no es que los españoles estén locos por su sabor en particular y por eso no paran de comprarla. La causante de esto es una de las tradiciones navideñas españolas que más llaman la atención a aquellos de fuera: las doce uvas de la suerte en nochevieja. Por si hay alguno que anda más despistado y no conoce sobre esta tradición, en este post veremos en qué consiste realmente y cuál es su curioso origen.

Doce uvas, una por cada campanada Entonces, ¿en qué consiste exactamente esta costumbre? Llegada la noche del 31 de diciembre, los españoles se reúnen para dar la bienvenida al año siguiente. Normalmente, en casa con la familia o en una de las principales plazas del país. En cuanto termina la cena, todos corren a preparar las uvas de la suerte para estar a tiempo cuando el reloj marque las doce. Llegado este momento, se va tomando una uva por cada toque al ritmo de las campanadas. Una vez terminadas las uvas, ya sí, es momento de dar paso a los brindis y abrazos para celebrar la entrada del nuevo año. Según se dice, se toma una uva como símbolo de suerte por cada mes.

Tradicionalmente, esta fruta se ha asociado a símbolos positivos como la alegría, la unión o el placer. Por lo general, se toman uvas blancas, aunque hay quien no es muy fan de su sabor y optan por tomar 12 chocolatinas. Una opción muy golosa pero que no sabemos hasta qué punto se puede asegurar que atrae a la suerte. ¿Cuál fue realmente su origen? Para explicar de dónde proviene esta arraigada tradición no existe una teoría clara al respecto.

Hay quien argumenta que el origen data de la nochevieja de 1909. Tras un excedente de este fruto en cultivos muy cercanos a Valencia, en Alicante, los productores se las ingeniaron para promocionar su producto asociándolo con la suerte y la navidad. Desde luego, podríamos decir que hicieron, sin saberlo, una muy exitosa campaña de marketing.

Sin embargo, hay testimonios con fecha anterior en los que ya mención de ellas. Según parece, esta costumbre la llevaban a cabo las familias más adineradas de Madrid, quienes se copiaron de la burguesía francesa, que ya solía tomar champán con uvas como acompañamiento en año nuevo.

La Puerta del Sol, lugar por excelencia

El lugar más famoso de la noche del 31 de diciembre en España es la Puerta del Sol, en Madrid. Cada año se llegan a reunir miles de personas provenientes de todas partes de España para dar la bienvenida al nuevo año y llevar a cabo juntos la tradición de las uvas. Hasta este punto se desplazan las televisiones más importantes del país para retransmitir en directo las campanadas. El porqué del protagonismo de este lugar también tiene su respuesta en la historia.

En el año 1892 el entonces alcalde de Madrid prohibió que se realizaran festejos navideños en la calle. Las clases más altas no tuvieron ningún tipo de problema con la medida, ya que contaban con recursos y dinero suficiente como para celebrar fiestas privadas. Sin embargo, en las clases más bajas tal fue el descontento de los ciudadanos que, aprovechando que aún estaba permitido reunirse en la Puerta del Sol para escuchar las campanadas, empezaron a comer uvas como protesta ante las medidas y como burla a la costumbre de la élite.

Durante los años inmediatos a este acontecimiento, la costumbre siguió manteniendo cierto componente burlesco y desafiante, pero poco a poco se fue normalizando y extendiéndose por más puntos de España hasta convertirse en la tradición tal y como la conocemos a día de hoy. Resulta curioso que los periódicos de la época la tachaban de efímera e imperecedera y se quejaban incluso de que hubiera calado tanto en la sociedad cuando provenía en realidad de las clases más humildes. A la vista está que con eso de costumbre pasajera se equivocaban un poco.

Ahora que ya conoces en profundidad sobre esta famosa tradición, no puedes no incorporarla en tu ritual de año nuevo. La cuestión es atraer a la suerte así que desde Costa de Valencia, escuela de español, te animamos a que la vivas desde España, su país de origen, a la vez que aprendes el idioma de mano de los mejores profesionales. ¡No dudes en contactar con nosotros, te estamos esperando!