Redes sociales

Banderas

Inicio

Lleva la música a clase con Lyricstraining

Lyricstraining

            Los que somos profesores sabemos que a la mayoría de estudiantes, especialmente a los más jóvenes, les encanta escuchar canciones en las clases de español. La inclusión de la música en las aulas de idiomas no es algo nuevo y su uso va muchísimo más allá de ser  un simple recurso “para rellenar el tiempo”. De hecho, son muchísimos los estudios que inciden en las inumerables ventajas de llevar la música a nuestras clases. Recordemos algunas de ellas:

  • - Usar la música en nuestras sesiones genera, casi de manera inmediata, un ambiente distendido en la clase y reduce la ansiedad del alumnado. Gracias a ella, podemos acercarnos a los estudiantes con algo que les es cercano y familiar; adaptarnos a sus gustos teniendo en cuenta su edad e intereses y, en definitiva, aumentar la motivación de nuestro alumnado. Hoy en día las canciones españolas y latinas suenan alrededor del mundo por lo que es normal que los estudiantes quieran aprender sus letras para poder cantarlas y bailarlas en las discotecas, por ejemplo. Sin ir más lejos, ¿qué estudiante no sabe tararear, por lo menos el estribillo, de míticas canciones como “La Macarena” o la más reciente “Despacito”?
  • - Es un recurso que se puede trabajar en grupo y también de manera individual; cuando el alumno descubre el potencial de este recurso puede usarlo para continuar su aprendizaje fuera del aula de manera autónoma.
  • - La música ayuda a estimular la memoria, por lo que favorece la interiorización de estructuras a base de la repetición y el ritmo pegadizo de las letras. ¿Recordáis cuando en la escuela inventábamos canciones para recordar los puntos más arduos de la materia?
  • - Gracias a las canciones se pueden trabajar distintos aspectos de la lengua en contexto; tiempos verbales, estructuras sintácticas, léxico, lenguaje coloquial, recursos propios del lenguaje litarario (metáforas, personificaciones, juegos de palabras...) pronunciación (también diferencial) o aspectos culturales. Nos parece especialmente relevante destacar este último aspecto, ya que muchas veces se ha infravalorado la música en favor de otro tipo de recursos como textos literarios o manifestaciones artísticas, por considerarse “más serios” o relevantes. La música es un reflejo más de una sociedad y un momento histórico determinado; no solo refleja aspectos de la vida cotidiana, sino que también muchas veces toma como base acontecimientos sociales (pensemos, por ejemplo, en la famosa “canción protesta”) o incluso recoge fragmentos literarios de grandes obras de nuestra literatura; desde el “Guantanamera” (con versos de José Martí) o los poemas de Machado cantados por Serrat.
  • - La destreza más obvia que se puede trabajar con la música es la comprensión auditiva, sin embargo, dependiendo de cómo trabajemos la canción en sí, puede resultadar un activador para trabajar otras destrezas; la comprensión lectora mediante la letra, la expresión escrita (parafraseando la canción, realizando un resumen, cambiando la tipología textual, reescribiendo la historia...), la expresión oral (dando la opinión sobre el tema de la canción, debatiendo en grupos las posibles interpretaciones...) o incluso la audivisual si acompañamos la canción con el videoclip de la misma (podemos primero verlo en silencio e intentar realizar hipótesis sobre el contenido; cortarlo en fragmentos e intentar enlazarlo con diferentes momentos de la canción, etc.)

Una vez vistas las ventajas, llega el momento de llevar a clase las canciones. Hay muchísimos recursos en Internet donde podemos encontrar explotaciones ya preparadas para llevar a nuestras clases, sin embargo, muchas veces tendremos que ser nosotros los que desarrollemos el trabajo con una canción pues, si bien es verdad que hay canciones “míticas” y atemporales, sí que es verdad que muchas otras dependerán de qué esté de moda en cada momento. En el blog de Verónica Tarantino, encontramos varios listados muy práctico de canciones, con sus correspondientes hojas de trabajo, ordenadas por nivel, temática o contenido gramatical. También tenemos la fantástica página de Ana López, Lápiz de ELE, donde encontraremos diferentes fichas sobre canciones actuales.

Además de estas páginas, un recurso en línea muy práctico y divertido del que queremos hablar hoy es Lyricstraining, una aplicación web totalmente gratuita y muy muy sencilla de usar que nos permitirá seleccionar nuestras propias canciones, eliminar las estructuras o palabras que a nosotros nos interesen e incluso, para los momentos más animados, actuar como un karaoke para nuestras clases.

Lo primero que tendremos que hacer será registrarnos y, una vez tengamos una cuenta, podremos elegir el idioma que queremos aprender (también podemos usar esta aplicación si estamos enseñando francés, italiano o incluso japonés) y las canciones que ya han subido otros usuarios.

Si hemos encontrado alguna canción que nos puede servir, tendremos también la opción de elegir entre cuatro niveles de dificultad; principiante, intermedio, avanzado o experto. La dificultad dependerá del número de palabras que han sido eliminadas de la canción. Eso sí, por defecto estas palabras son seleccionadas por la aplicación al azar. Además, podremos elegir la opción “modo escritura” (para escribir las palabras que se escuchan) o “modo selección”, para que los alumnos eligan entre cuatro opciones que genera la aplicación (opción recomendada para niveles muy bajos). Después solo nos quedará proyectarlo en clase, si queremos trabajarlo en grupo, o enviar el enlace a nuestros alumnos para que practiquen de manera individual. ¡Atención! Si queremos compartir el juego, tendremos que seleccionar toda la dirección en la barra del buscador pues, si damos a la opción que aparece en el vídeo (con la flecha hacia la derecha), solo se compartirá el vídeo de Youtube.

Tras terminar la actividad, podremos ver nuestra puntuación final, el número de aciertos y errores y nuestra posición en una clasificación con otros usuarios de todo el mundo o de nuestro país. Además, si nos ha gustado la actividad podremos marcarla como “favorito”, para reusarla con otros grupos e imprimir la letra de la canción.

Finalmente, puede pasar que las canciones o los ejercicios que se proponen no se adecúen bien a nuestros objetivos. En este caso, podremos subir nuestras propias canciones y crear nuestros propios ejercicios de una manera muy sencilla. Solo tendremos que irnos a la esquina superior derecha y seleccionar los tres puntitos que aparecen a la derecha de nuestro nombre de usuario. Allí podremos seleccionar la opción de “Mis Letras”; “Añadir Letras” y copiar el link de YouTube de la canción que queremos trabajar. El último paso, y quizás el más dificultoso, será escribir la letra de la canción  (bajo, opción de “letra”) y “cuadrar” con el tiempo del vídeo. Guardaremos la opción y cuando volvamos a “Mis Letras”, ya aparecerá. Para crear nuestros propios ejercicios, podremos pinchar la opción de debajo del vídeo “nuevo ejercicio”, y allí aparecerá la opción de seleccionar las palabras que queremos eliminar. Esta opción de “crear ejercicios” la podemos hacer sobre nuestros vídeos pero también sobre los ya subidos por otros usuarios.

Aunque el proceso parece complejo, realmente resulta muy sencillo, tanto que una muy buena opción para usar este recurso en clase es proponer a los propios estudiantes, por grupos o de manera individual, que sean ellos mismos los que seleccionen alguna canción que les guste en español y creen su propia actividad para el resto de la clase. De esta manera, además de fomentar su autonomía y su motivación, les estaremos “obligando” a que busquen y escriban la letra de la canción y pongan en marcha mecanismos cognitivos para eliminar las palabras que ellos creen que entrañan más dificultad.

Esperamos que os haya sido útil este recurso y que os sirva para poder poner ritmo a vuestras sesiones de manera creativa y original.

 

Tags: