Redes sociales

Banderas

Inicio

Valencia arde

Esta semana se celebraba la fiesta más importante y emotiva para todos los valencianos: Las Fallas. Tras un 2020 en el que ya fueron canceladas, este año, por desgracia, también nos quedaremos sin nuestra querida fiesta por culpa de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, los valencianos somos resilientes y nada ni nadie nos quita la ilusión, por eso desde hoy viviremos esperando que el año que viene se nos vuelva a meter por la nariz el olor a pólvora y vibrar con el sonido de los petardos y las mascletàs.

Esta fiesta, internacionalmente conocida, suele aparecer dentro de los currículos de español como segunda lengua ya que, entre otras cosas, es uno de los Patrimonios Inmateriales de la Humanidad de nuestro país. Así que creemos que es un buen momento para dar a conocer a nuestros estudiantes esta festividad, aunque, como valencianos que somos, no podemos sino recomendar que vengáis a vivirlas en directo si tenéis la oportunidad para que podáis sentirlas en vuestras propias carnes.

Mientras llega ese momento, vamos a hacer un pequeño resumen sobre los componentes básicos de esta fiesta.

Las Fallas se celebran entre el 15 y el 19 de marzo, y están dedicadas a San José, patrón de los carpinteros.

Sus orígenes no están muy claros, pero la creencia más plausible y extendida es que una tradición pagana ya existente de celebración de la primavera fuera la base de esta fiesta. Más adelante, esta fiesta sufriría una “cristianización”. De esta forma, los carpinteros de la ciudad pasaron a quemar en las calles restos de madera y muebles en honor a su patrón. Poco a poco, esta tradición se fu haciendo popular entre los vecinos de los diferentes barrios de la ciudad, de modo que colaboraban en esas hogueras con muebles y ropas viejas, en la tradicional replegà (en castellano, “recogida”).

Con el paso del tiempo, estas hogueras fueron transformándose en representaciones irónicas de sucesos ocurridos en el barrio durante el año, derivando en lo que actualmente es una espectacular muestra de la sátira valenciana, representando en los monumentos o fallas escenas de la vida cotidiana o sucesos ocurridos a nivel mundial. Estos monumentos los construyen los artistas falleros, contratados por las asociaciones falleras, y suelen representar hechos negativos, que no han gustado, de forma que al quemarlas el día 19 de marzo, día de San José, se quema todo lo malo para dejar espacio a lo bueno que esté por llegar.

Con los años se han ido añadiendo actos y eventos a las tradicionales plantà (colocación de los monumentos en la calle) y cremà (quema de los monumentos) de las fallas. Entre ellos destaca la ofrenda a la Virgen de los Desamparados, patrona de Valencia, una espectacular procesión de falleros y falleras, ataviados con los trajes regionales, llevando flores a una Virgen gigante construida en madera. Con las flores se va confeccionando el vestido de la patrona, como se muestra en la foto.

Otros actos o eventos son la entrega de premios, tanto a los monumentos, como a la iluminación de las calles, a los ganadores de torneos entre asociaciones, a las mejores representaciones teatrales… ¡incluso a los mejores belenes!

La música, el chocolate con churros, las verbenas, las mascletàs, los castillos de fuegos artificiales, etc. son otros de los elementos que no pueden faltar durante esta semana.

En definitiva, las Fallas no son solo una fiesta, sino una forma de vida para mucha gente en Valencia: los falleros y falleras tienen actividades, eventos y actos sociales durante todo el año; los artistas falleros, orfebres, modistas, sederos, floristas, etc., viven de ellas y a la mayoría de valencianos les genera un fuerte sentimiento de orgullo que revive cada año.

 

Para conocer más fondo esta fiesta y presentarla de una manera dinámica y divertida a vuestros estudiantes, os dejamos una presentación junto con una serie de actividades para trabajar en clase a través de Educaplay.

 

 

Tags: