Redes sociales

Banderas

Inicio

¿Qué es el SIELE?

SIELE

               Seguro que todos los profesores de español han oído hablar del DELE, los conocidos Diplomas de Español como Lengua Extranjera, títulos expedidos desde el año 1989 en nombre del Ministerio de Educación y dirigidos y coordinados por el Instituto Cervantes.

Sin embargo, el Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española, organiza desde el año 2016 otra prueba de carácter oficial promovida también por el Instituto Cervantes, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad de Salamanca y la Universidad de Buenos Aires; el conocido como SIELE.

La característica más relevante de esta prueba es que se realiza a través de Internet en alguno de los más de 800 centros asociados en los que los candidatos pueden certificar su grado de dominio del español. Otras particularidades de este examen, y que claramente vemos como “ventajas” respecto a los tradicionales diplomas DELE, son las siguientes:

  • Adaptabilidad: el candidato puede elegir examinarse de todas las destrezas o bien solo de alguna de ellas (leer, escribir, comprender o hablar).
  • Rapidez: a diferencia de los resultados del DELE, que suelen tardar entre uno y tres meses en publicarse, en el plazo máximo de tres semanas los estudiantes obtienen sus calificaciones.
  • Convocatorias: mientras que en el DELE existen unas convocatorias “fijas” a lo largo del año, el SIELE funciona mediante un sistema de citas que los diferentes centros de examen proponen.
  • Nivel. En el DELE tienes que elegir previamente un nivel, presentarte a él y, en el caso de no aprobar, no recibirás ningún certificado de niveles anteriores os similar. En el SIELE te presentas a un examen “general” y, según tu puntuación, recibirás un certificado de tu nivel, sea el que sea.

Sin embargo, hay que tener en cuenta también otras características que lo diferencian del examen DELE y que, quizás, podrían suponer ciertas “desventajas”:

  • Validez y reconocimiento. Quizás este sea uno de los puntos más importantes. Aunque el SIELE está reconocido por un sinfín de instituciones y universidades que podéis consultar aquí, todavía para algunos procesos se sigue exigiendo el examen DELE como, por ejemplo, homologar un título en España, obtener la nacionalidad española o poder acceder al MIR.

Hay que tener en cuenta que, mientras que en el DELE obtienes un “diploma”, en el SIELE vas a obtener un “certificado” (en el caso de que realices la prueba completa: “hablar, leer, escribir y escuchar”) o un “informe” en el caso de que realices solo una parte de la prueba.

  • Vigencia. La vigencia de los títulos DELE es indefinida, mientras que los certificados SIELE tienen una validez de cinco años.
  • Candidatos. El DELE tiene una versión escolar, pensada para candidatos de 11 a 17 años adaptada a los ámbitos y contextos de esta franja de edad. El SIELE está pensado principalmente para jóvenes y adultos.
  • Niveles. A diferencia del DELE, en el que se ofrecen los 6 niveles de dominio (A1-C2), en el SIELE solo se llega hasta C1.

 

Además, existen otras pequeñas semejanzas y diferencias, que creemos que no lo hacen no lo hacen mejor o peor, pero hay que conocerlas:

  • Aunque en ambas pruebas se utilizan criterios homogéneos y reconocibles de acreditación (MCER), los sistemas de puntuación son un poco diferentes; ya que en el DELE se recogen solo criterios de evaluación del nivel al que te presentas y en el SIELE se hace una distribución según los puntos que obtengas.
  • Tanto en el DELE como en el SIELE se recogen las diferentes variedades del español, pero la realidad es que en el DELE estas variedades solo tienen presencia real a partir del nivel B1, siendo predominante la variante peninsular hasta este nivel, mientras que en el SIELE aparecen desde el primer estadio.

Entonces, ¿qué deberíamos recomendar a nuestros estudiantes? Realmente es difícil contestar a esta pregunta, ya que todo va a depender de sus objetivos y necesidades. En cualquiera de los dos casos, es importante saber que ambos cuentan con el aval y el prestigio del Instituto Cervantes, por lo que la solidez de ambas pruebas está garantizada.

Tags: 

Artículos relacionados